La familia explica lo inexplicable – 17/06/22

Escuchar el artículo – En versión móvil hacer click sobre: Escuchar en el navegador

La palabra amistad es de inclusión. Supone ganar amigos, sumar en positivo y estar a favor de la diversidad, sin integración o dominación. El Tratado de Amistad de España con Argelia se acompañaba de las palabras «Buena vecindad y cooperación con España» y fue firmado el 8 de octubre de 2002 entre Buteflika y Aznar. Los dos dirigentes plasmaron sus firmas oficializando así cooperación humanitaria, económica y el suministro de energías como el gas. La época reciente del gas en España no se entiende sin Argelia como el más importante aportador de este fluido, que no tiene forma ni volumen propio. Una realidad que es tentadora para aplicar a nuestro gobierno, con permiso de los humoristas e ilustradores gráficos.

Argelia llevaba un tiempo mirando a España con el ojo puesto desde detrás del visillo y es notorio que la desconfianza pocas veces salva una buena relación. Bien es verdad que también se da eso que llamamos confianza ciega, que viene a ser la muestra palpable de lo que no intuíamos, no queríamos y no sospechábamos; pero que estaba en la misma persona que teníamos en la vitrina de objetos infalibles, honestos, insobornables e íntegros. El cambio de posición del Gobierno de España con respecto al Sahara Occidental ha venido cargado con el nivel de traición que supuso el beso de Judas en el Monte de los Olivos. El calvario ha empezado y la decisión tiene en las fronteras, desde hace semanas, a productos españoles dependientes de la autorización de Ministerio de Agricultura argelino. Se trata de animales, como pollitos, de carne de vacuno, fertilizantes… todo parado sin documentos escritos que lo justifiquen y verbalmente se escucha que de España no va a entrar nada, que se busquen otros proveedores. El Espíritu Santo puede interceder para que el sucesor del presidente Buteflika, actual presidente Abdelmajid Tebboune, perdone al dirigente español haberse entregado al manteo marroquí.

La política es más política con intereses económicos por medio; pero si además se une la familia toma derroteros delicados como cuando Don Vito Corleone en la primera película de «El Padrino» le dice a su hijo Sonny que el negocio no es sólo un negocio sino también la forma de subsistencia familiar y para guardar los secretos y los trapos sucios El diario argelino La Patrie desvela que  la mujer de Sánchez, Begoña Gómez y su asociación con APD Maroc, centro marroquí de formación de altos directivos abrió puertas a un negocio que se vio multiplicado rápidamente. Cada día sabemos más de este tema y parece venir a explicar lo que está detrás de la decisión unilateral del presidente del gobierno de España respecto al Sáhara. Según el diario argelino nada casual que se convirtió en chantaje de Marruecos al Presidente del gobierno español que, además, coincide con los famosos pinchazos Pegasus, presuntamente por parte de Marruecos.

Pilar Falcón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *